Ulises Sánchez y el trabajo del plantel de Belgrano: “Hay que ser responsables”

Ulises Sánchez tuvo la chance de debutar como titular en el equipo principal de Belgrano este 2020. Había jugado algunos minutos en 2019, pero fue en esta parte del torneo en el que logró convencer a Ricardo Caruso Lombardi y se quedó con la franja izquierda de la mitad del campo.

El parate le pega durísimo a todo el fútbol y para los jugadores es una complicación, porque el entrenamiento es individual y en los domicilios particulares, sabiendo que no hay fecha para el regreso a la competencia y a entrenar todos juntos.

Sánchez se encuentra en Río Segundo en la casa de sus padres junto a su hermana, allí practica en soledad y cumple con los pedidos que hace el profesor José Micculli. El volante de 21 años aseguró: “Todos sabemos bien lo que hay que hacer. Es nuestro trabajo y tenemos en claro que esto es grupal, nos debemos preocupar por todos, porque sino laburás con seriedad, lo que haces es cagarlos a los demás”.

“La venimos llevando bien a la cuarentena. Es un poco aburrido, pero hay que ser responsables”, sostiene Sánchez, quien cuenta se fue a la casa de sus padres y comparte mucho tiempo con ellos: “Jugamos a las cartas, vemos algunas series o películas y después, todas las tardes entreno entre hora y media a dos horas, dependiendo del plan que nos mande el profe”.

La aplicación que se les pidió bajaran para poder monitorear los GPS que les entregó el club antes de licenciarlos, no es compatible con el celular del jugador: “Hay algunos chicos que no pudieron bajarla. Pero el profe y todos saben que estoy entrenando. No me voy hacer el distraído. Esto es para mí y para el grupo”.

“Estoy trabajando en mi casa con las cosas que tengo”, sostiene el jugador quién agregó que “no me acuesto tarde porque después te acostumbrás y te cuesta un montón volver al ritmo de levantarse temprano”.

“Aquí en mi casa comemos sano casi siempre. Así que en ese rubro no tengo demasiados problemas. El tema es que no es lo mismo entrenar solo que con todo el grupo. Tengo un patio no muy grande, de unos 15 o 20 metros y allí le meto a los trabajos”, continuó.

Finalmente, Sánchez sostiene que “nosotros tenemos licencia hasta el 31 de marzo. Después deberíamos volver, pero no creo. Me parece que esto se va extender un poco más y cuando se pueda volver a entrenar tendríamos que tener unos 15 días más para ponernos a punto en lo físico antes del inicio del torneo”.  

EN CASA. Sánchez entrena en su casa, al igual que todos los jugadores del Pirata. (Foto Mundo D)