¿Por qué se suspenden los bailes y no las clases?

Existe una aparente contradicción. Algo que parece no tener lógica. ¿Por qué en la actual fase del coronavirus en Córdoba, con apenas 3 casos confirmados, se avanzó en la prohibición de todos los espectáculos públicos, e incluso los bailes y boliches, y no se avanzó hacia la suspensión de las clases en escuelas y universidades?

Las restricciones a los espectáculos públicos deportivos o artísticos, con una inclusión expresa para los bailes de cuarteto y boliches, fue decidida por el comité creado por la Municipalidad de Córdoba, junto a una serie de medidas que buscan proteger a la población más vulnerable, como los adultos mayores que asisten a los hogares de día municipales, según explicó el secretario de Salud municipal, Ariel Aleksandroff.

Pero esta amplia prohibición, que puede parecer muy drástica para la actual fase que es de contención y no todavía de mitigación, no incluyó en la propia decisión municipal a las escuelas, criterio compartido con la Provincia.

El ministro de Salud provincial, Diego Cardozo, explicó que “no es momento de suspender las clases porque no hay circulación comunitaria del virus”. 

“Estamos en una etapa más avanzada en fase de contención y tenemos que extremar las medidas de detección”, explicó Cardozo.

Pero qué diferencia un evento público y una escuela, cuando en cualquiera hay una gran cantidad de contactos estrechos potenciales entre quienes porten el virus y quienes pueden ser contagiados.

“En los eventos públicos, deportivos o artísticos, hay participación masiva y anónima. La comunidad escolar tiene tutores que identifican tanto al personal como a sus alumnos y puede detectar quién tiene un síntoma compatible con la enfermedad y quién no asiste por estar enfermo, por ejemplo. En eventos masivos esto no se puede garantizar. Y en el control epidemiológico es clave la posibilidad de identificar a las personas. Es por este mismo motivo que no se indicó suspender un cumpleaños o un casamiento porque se puede identificar a los asistentes y, eventualmente, en caso de que se confirme un caso buscar sus contactos y tomar las medidas de bloqueo y aislamiento”, explicó Cardozo a La Voz.

El ministro de Salud, Diego Cardozo, explicó por qué no es momento aún de suspender clases.