Paco Amoroso profundiza su costado solista más allá de su dupla con Ca7riel

A principios de 2019, el de Paco Amoroso era un nombre que empezaba a reverberar entre fanáticos de las novedades musicales y cultores de la nueva generación de artistas argentinos ligados al rock, al pop, y también al hip hop.

Como parte secundaria del proyecto de Ca7riel desde fines de 2018, Amoroso demostró en poco tiempo que tenía todo para ganar más protagonismo escénico y dar un paso al frente en términos nominales. Así, pronto el proyecto viró hacia un dúo que en sólo 12 meses pasó de tocar en una sala para 150 personas a llenar un estadio Obras.

En el medio, hits generacionales como Jala jala, Ouke y Cono hielo consagraron rápidamente al binomio, que también empezó a mostrar las facetas individuales de estos dos amigos de la infancia con el lanzamiento casi en simultáneo de McFly (de Ca7riel) y Todo el día (a cargo de Amoroso).

Ahora, el histriónico cantante publicó sus dos primeras canciones totalmente en solitario, Mi deseo y Las Vegas Strip. En ambos casos, Paco Amoroso abraza su costado más chill, con tracks que remiten al baile desde una perspectiva más relajada y sensual, lejos de esa faceta de frontman en vivo que agita a las masas.

En menos de un día, ambas canciones acumularon en conjunto cerca de cien mil reproducciones en YouTube. “Estoy muy contento con esta música que hicimos”, publicó el artista en su cuenta de Instagram.

Fotos: Gentileza Martín Pisotti