Otra forma de ver el gran verano turístico que tuvo Córdoba

El consumo de combustible en Córdoba en enero creció en todos los productos en comparación con igual mes del año pasado.

Es una manera de comprobar el buen verano turístico que disfrutó la provincia, según los datos oficiales y los de las organizaciones hoteleras y gastronómicas.

La información correspondiente al primer mes del año de la Secretaría de Energía de la Nación muestra que en el primer mes de 2020 se vendieron en todas las estaciones de servicio de la provincia 149.893 metros cúbicos (m3) de combustibles líquidos, contra poco más de 132 mil m3 que se habían comercializado en igual período de 2019.

El incremento, del 12,93%, es la mayor suba de los últimos dos años.

Un dato auspicioso es que se produjo un fuerte aumento en la venta de naftas, productos en cuyo consumo de enero tiene un fuerte impacto el turismo.

Entre enero de 2019 e igual mes de 2020 se vendieron 5.652 m3 más, sumando las naftas súper y premium, un aumento interanual del 8,25%. Contabilizando sólo la nafta de mayor octanaje, el incremento fue del 8,44%.

En este producto, en todo 2019, se produjo un retroceso del 12,44%, por lejos la variedad de combustible más afectada por la crisis económica. En 2018 había caído 6,4%. Siempre hablando de las estaciones de servicio que venden al público en la provincia de Córdoba.

Las explicaciones para que se produjera la mejora son varias y convergentes.

Por un lado, la ya mencionada mayor actividad turística. Córdoba disfrutó de un verano intenso en materia de llegada de viajeros a prácticamente todas las localidades de las Sierras.

La fuerte devaluación del peso en 2019 (el dólar subió poco más del 60%) más la aplicación desde diciembre del impuesto País (para gastos en el exterior) impactaron (favorablemente) en la temporada local.

Es que bajó notoriamente el número de argentinos que vacacionaron en el exterior y buena parte de ellos optaron por destinos nacionales. Córdoba fue uno. Se trata, además, de un sector con mayor poder de gasto.

De acuerdo con lo que publicábamos en La Voz
, un punto en el que coinciden operadores públicos y privados es que hubo mucha gente y en que en este verano no fue tan despareja la ocupación comparando entre viernes y domingo, y de lunes a jueves. En los últimos años había sido notable la diferencia.

También hubo menos disparidad entre regiones turísticas. Además, los festivales generaron una gran atracción, superior a la del verano anterior.

Según estimaciones de la Agencia Córdoba Turismo, el promedio de ocupación entre enero y febrero se habría acercado al 80%, con picos de más del 90%. Esteban Avilés, su presidente, dijo que, “comparado con otros veranos, sorprendió la afluencia de febrero”.

Esto podría adelantar que en el mes pasado también se vería reflejada una suba en las ventas de combustibles. Los datos de Energía se conocerán a fines de marzo.

Finalmente: el precio. El Gobierno nacional, para mitigar la escalada inflacionaria de los últimos meses de 2019, congeló el precio de los combustibles.

Esto, además de ser clave para anclar la suba del índice de precios, también habría alentado a más turistas a viajar  por el país y a los cordobeses, a movilizarse más internamente.

Las rutas de Córdoba estuvieron colmadas durante el verano. (La Voz/Archivo)