La UIA aseguró que “nadie quiere despidos” pero alertó por los problemas para pagar salarios

La Unión Industrial Argentina (UIA) aseguró este miércoles que “nadie quiere despidos” pero alertó sobre los problemas de las empresas para pagar sueldos y reveló que se iniciaron gestiones con el Gobierno nacional para flexibilizar la cuarentena general que se decretó por el coronavirus y que se autoricen algunas actividades productivas y “esenciales”.   

“No hay nadie que quiera, para la mayoría de las industrias, el personal es el activo más importante. Creo que hoy la sociedad está tratando de trabajar en conjunto. Esto lo sacamos todos juntos, no una parte. A mí me da la impresión de que nadie está diciendo que es un buen momento para despedir personal, no lo veo así”, consideró el titular de la UIA, Miguel Acevedo, en declaraciones a radio 10. 

El dirigente industrial realizó esas declaraciones tras las críticas que manifestó el presidente Alberto Fernández contra el titular de Techint Paolo Rocca por habilitar despidos a pesar de la situación de emergencia que se instaló con el coronavirus. Ante ello, el Gobierno nacional publicó este miércoles un decreto que prohíbe por 60 días la eliminación de puestos de trabajo y las suspensiones.  

Aunque evitó polemizar, Acevedo sí reconoció que la principal preocupación de los empresarios tiene que ver con cómo acceder a los recursos para pagar salarios. “Cómo hacemos para pagar sueldos, eso es lo que hoy se está tratando. En marzo y abril supongo que no habrá ningún problema”, remarcó. 

Reveló que se está analizando cómo superar los “problemas de coyuntura” y “cómo va a ser el día 1”, cuando finalice la cuarentena que el Gobierno nacional extendió hasta el 13 de abril. 

“Vamos a ir viendo. Lo que estamos hablando con los ministros es cómo empezar a ir teniendo más industria flexible, ir superando paulatinamente todo este parate por la cuarentena”, indicó y puso como ejemplo que para esta fecha se está levantando la cosecha y que de allí surgen “insumos y bienes esenciales”. 

Por ello, Acevedo consideró que toda la actividad referida a ese sector “debería empezar a levantarse” al igual que otras “que tienen muy bajo riesgo de contacto”.  

“Nosotros estamos tratando de ayudar y dar ideas o ver dónde están los problemas. Creo que el gobierno está tomando las medidas que puede, porque esto es día a día. Una industria que es fundamental, que tendría que ser esencial, es la de los bancos. Es una de las cuestiones que van a tener que analizar para que no haya aglomeraciones”, amplió.

Acevedo (DyN/Archivo).