Flybondi readecuó sus operaciones de esta semana: la explicación de la aerolínea

La empresa low cost Flybondi expresó este sábado su descontento con las autoridades aeronáuticas de nuestro país, quienes le impiden hacer uso de uno de los cinco aviones que integran su flota, luego de que la aeronave protagonizara un incidente en el sistema eléctrico del sensor de temperatura de uno de sus motores el pasado domingo en Ezeiza.

Según explicó la empresa a través de un comunicado, “habiéndose realizado la revisión técnica necesaria para que la aeronave pudiera estar operativa cuanto antes, la aerolínea no pudo disponer del avión durante más de cinco días consecutivos”. La medida obligó a una readecuación en la programación de los vuelos de esta semana y ocasionó un “impacto negativo” en algunos de sus pasajeros.

Qué pasó

El caso se remonta al domingo pasado, cuando a raíz del inicidente la aeronave debió aterrizar de emergencia en Ezeiza.

Luego de la intervención de las autoridades, y sin poder contar con uno de sus aviones, los vuelos de Flybondi que operan desde y hacia el aeropuerto de El Palomar registraron durante la semana demoras y cancelaciones.

Fuentes de la empresa dijeron a Télam este viernes que el lunez, un día después del incidente, se llevó adelante una reunión con representantes de Anac. “Fue una reunión muy productiva y esclarecedora respecto del incidente, donde pudimos compartir mayor información respecto del episodio ocurrido el domingo cuando una de nuestras aeronaves presentó un problema en el sistema eléctrico del indicador de temperatura del motor”, indicaron.

“Entendemos que este espacio forma parte de un ejercicio que comenzará a hacerse con todas las aerolíneas, y también en cada situación de similares características”, dijeron los voceros consultados.

Aclararon que “si bien la aeronave recibió la revisión técnica y ya se encuentra apta para estar en servicio, la compañía aguarda aún que las autoridades la habiliten a estar operativa. Mientras tanto, se debió realizar una readecuación en la programación para esta semana que impactó en algunas rutas y vuelos”.

“En aquellos donde hubo que cancelar el vuelo, la compañía ofreció a los pasajeros la reubicación para el próximo vuelo disponible (cubriendo alojamiento, transporte y comidas para quienes lo requirieron), la posibilidad de dejar el ticket abierto o la devolución del importe abonado”, explicaron.

Transporte revisará los aviones

Por su parte, el ministro de Transporte, Mario Meoni, señaló que van a revisar las cinco naves que tiene la compañía, pero aclaró que no pueden “interrumpir los vuelos de Flybondi en tanto que no haya riesgo operacional”.

“Las low cost tienen las dificultades de bajar costos, la capacidad operacional está en riesgo, en el caso de Flybondi además de antigüedad de aeronaves, la ANAC los ha citado para presentar documentación y controles que se hacen, pero no son suficientes”, dijo el ministro.

Señaló que “esta semana hubo dos incidentes con Flybondi, eso hace que se cancelen los vuelos”, y destacó que “el plan aéreo del Gobierno anterior era sólo habilitar dos compañías de bajo costo”, y que ahora “va a haber más controles”.

El comunicado de Flybondi

A través de un comunicado, Flybondi explicó lo ocurrido con el avión que debió aterrizar de emergencia en Ezeiza y sostuvo que “la decisión tomada por la tripulación da cuenta del correcto accionar y de la exhaustiva aplicación del protocolo de seguridad operacional que se activa para estos casos”.

Además, se quejó por no poder disponer del avión por cinco días consecutivos, aún habiendo cumplimentado con la inspección requerida por las autoridades.

También expresó su “preocupación” la las declaraciones del ministro de Transporte, Mario Meoni, s obre las que consideraron que muestran un “desconocimiento del segmento low cost”.

“Ser low cost no implica bajar costos en cuestiones absolutamente primordiales como lo son la seguridad operacional y el mantenimiento adecuado de las aeronaves. Para Flybondi, la seguridad de sus empleados y de sus pasajeros no es un valor intangible, no es negociable”, indica el texto.

Además, la firma sostuvo que la antigüedad de una flota “tampoco es un factor que esté directamente relacionado con problemas operativos”, como sugirió el ministro.

Por último, reforzó su “compromiso de cumplimiento de todas las regulaciones nacionales existentes, así como también las normas internacionales que se aplican en la industria, y el respeto por las autoridades competentes en la materia”.

Imagen ilustrativa (Prensa Flybondi/Archivo).