Asesinaron a un periodista que investigaba el contrabando

Un periodista brasileño fue asesinado a tiros la noche del miércoles en Paraguay, cerca de la frontera con Brasil, mientras cenaba con su esposa, su suegro y un hijo pequeño, informó el fiscal paraguayo Marco Amarilla.

Leo Veras vivía en Pedro Juan Caballero, ciudad fronteriza con el estado brasileño de Mato Grosso del Sur, y trabajaba en el sitio web noticioso Ponta Pora News, que llevaba el nombre de la ciudad del lado brasileño.

Veras, quien ejercía el periodismo principalmente en Brasil, había sido amenazado por su trabajo de investigación sobre el tráfico y la violencia en la frontera, según una nota del sindicato de periodistas de Mato Grosso.

El suegro de Veras vio a dos hombres armados llegar en una camioneta a toda velocidad que se detuvo en la esquina de la casa.

Los hombres, encapuchados, abrieron fuego contra el periodista que intentó huir por el fondo de la casa, según dijo el fiscal Amarilla a Radio Universo de Paraguay.

Veras recibió 12 disparos por la espalda. El último, de arriba hacia abajo, fue el tiro de gracia en la cabeza, según el fiscal.

La esposa del periodista dijo a las autoridades que su marido estaba preocupado y estresado últimamente, agregó Amarilla, y Veras se había despedido de su esposa consciente de que podía ser asesinado.

Veras parecía vivir con miedo desde hace tiempo. El periodista no solía participar de eventos públicos sociales.

En una entrevista para un documental de la Asociación Brasileña de Periodismo Investigativo (Abraji), en 2017, el periodista dijo que tenía miedo de ser asesinado y pedía, apenas, que su muerte no fuera muy violenta.

“Que no sea con tantos disparos de fusil porque acá cuando un pistolero quiere, abre la puerta de tu casa y dispara. Espero que sea apenas con un tiro para no arruinar tanto’’, imaginaba Veras, tres años atrás.

La Abraji reclamó el jueves el esclarecimiento de las circunstancias del crimen.

“Todo asesinato es un intento de callar al mensajero, comprometiendo la libertad de prensa’’, dijo la asociación periodística.

Tierras difíciles

La porosa frontera entre Paraguay y Brasil es habitualmente utilizada por contrabandistas de cigarros, pesticidas y drogas para ingresar a suelo brasileño, según las autoridades de ambos países.

Pedro Juan Caballero fue escenario el 19 de enero de una fuga carcelaria de 75 presos, en su mayoría pertenecientes al Primeiro Comando da Capital, considerado uno de los grupos criminales más violentos y poderosos de todo Brasil.

La Federación Internacional de Periodistas (FIP) concluyó en su informe anual de 2019 que América latina, donde 19 periodistas fueron asesinados el año pasado, es la región más peligrosa para ejercer la profesión.

Leo Veras. El periodista brasileño recibió 12 disparos en la espalda mientras trataba de huir de casa. (AP)
A %d blogueros les gusta esto: