Funcionarios provinciales definieron en Pergamino el estado de la salud bonaerense

El viceministro Nicolás Kreplak y el director provincial de Hospitales estuvieron en nuestra ciudad para poner en funciones a autoridades sanitarias. Cargaron sobre la gestión anterior al referir “algunos desmanejos”. Se refirieron a críticas con relación a la designación de los nuevos directores del San José.


Este miércoles Pergamino recibió la visita de dos de las máximas autoridades del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, el viceministro de Salud, Nicolás Kreplak y el director provincial de Hospitales, Juan Riera llegaron para poner en funciones a los nuevos directores del Hospital San José y de la Región Sanitaria IV. En ese contexto, mantuvieron contacto con los medios de comunicación para hacer públicas algunas cuestiones vinculadas a la herencia recibida por la gestión de María Eugenia Vidal en materia sanitaria y describir la realidad de los hospitales bonaerenses.

Asimismo trazaron algunos lineamientos de gestión con claras definiciones en términos políticos que diferencian el accionar con respecto a la gestión anterior y efectuaron algunos señalamientos respecto de dificultades para normalizar la cadena de pago a proveedores en el sistema de salud. Además hicieron referencia a las críticas que circularon respecto del perfil de los profesionales designados para ocupar la cúpula directiva del Hospital San José y remarcaron que es una facultad del ministro de Salud optar por los perfiles que se consideran más adecuados para llevar adelante la gestión de los hospitales.

– ¿Qué apreciación hacen sobre la puesta en funciones de las nuevas autoridades hospitalarias y de la Región Sanitaria IV y qué significación tiene esto para la gestión de Salud que están iniciando?

– Kreplak: Llegamos a Pergamino para poner en función a las autoridades del Hospital y de la Región Sanitaria y este hecho representa el inicio de una nueva etapa. Renueva en el personal de salud el entusiasmo y las expectativas que supone asumir nuevos desafíos. Son profesionales con los que ya venimos trabajando porque apenas resuelta su designación se produjeron algunos hechos de coyuntura que merecieron su accionar. Y antes de eso estuvimos trabajando en el proyecto y en el armado de los lineamientos que pretendemos para la gestión tanto de los hospitales como de las regiones sanitarias.

– ¿Qué importa para el Ministerio de Salud la designación de autoridades sanitarias en los distintos distritos?

– Kreplak: Es el producto de un trabajo largo entre el conocimiento que nosotros tenemos de los actores de la región, más la comprensión de los intereses de todos los actores de la zona norte de la provincia de Buenos Aires con relación a estos espacios de gestión que son tan importantes. Significa el período de escucha de demandas, de cuestiones adeudadas. Tras un profundo análisis se tomó la decisión de poner en funciones a estos compañeros y a estos trabajadores con mucha experiencia y mucha capacidad que están empezando a hacer un trabajo que tiene como principal meta asistir a una red. No es que estamos pensando solamente los directores del Hospital como los directores del Hospital de Pergamino, sino que entendemos esta designación como algo que trasciende. Hemos hablado esto con las autoridades largamente. Este Hospital es cabecera de una red asistencial que tiene múltiples niveles y responsabilidades. Estamos hablando de equipos con responsabilidad de gestión y política en la región.

– ¿Este lineamiento influyó en que parte del equipo directivo del Hospital no surgiera de la propia estructura hospitalaria?

– Kreplak: Si. Porque no es una condición necesaria que los directores sean trabajadores del Hospital. En muchos casos se da y en otros no. El Hospital trabaja para toda la red y trabajadores conocedores de otros efectores de la red tienen tanta legitimidad como los que están adentro del Hospital. En muchos casos adentro del Hospital están los mejores actores y no estoy diciendo con esto que no haya en el Hospital San José personas muy capaces, solamente que en esta oportunidad quienes han sido designados llevan mucha experiencia dirigiendo otras instituciones de esta red sanitaria con muchísimo éxito.

– Socialmente ha habido alguna inquietud con relación a esto: ¿Desde el Ministerio se hacen eco de esta preocupación?

– Kreplak: Tenemos una línea de trabajo en la que escuchamos a todos los actores. Percibimos las razones por las cuales se hacen los planteos y nos parecen muy bien. Sin embargo ponderamos varias cosas y no solo lo que piensan los actores que tienen algún interés particular en esta cuestión, sino la perspectiva que hace que uno entienda en este momento y en estas condiciones, que esta propuesta es la más apropiada por su experiencia de gestionar esta red que es tan compleja. Pero siempre estamos dispuestos a escuchar los reclamos, los planteos y los análisis e intercambiar posturas. No hay nada más interesante que trabajadores interesados en defender la idea de que el Hospital funcione bien.

Un primer diagnóstico

Consultados por la realidad que recibieron al asumir la gestión sanitaria de la provincia, los funcionarios hicieron referencia al corte en la cadena de pagos. Sobre ello el viceministro de Salud recalcó que “la preocupación surge de datos objetivos.

“El circuito de pagos luego de las elecciones Paso de agosto, fue prácticamente nulo. Incluso hablando con los trabajadores del Ministerio comentan que tampoco había muchas autoridades presentes desde ese momento”, planteó y señaló que en función del corte en la cadena de pagos “las deudas que se tienen son con la mayor parte de los proveedores, y corresponden a las obras edilicias y a la adquisición de insumos” y eso nos genera un problema muy grande porque hace que muchos proveedores que dependen de esa cadena de pago no puedan sostener sus actividades y los que las sostienen aumentan mucho el precio en las licitaciones o compras siguientes, algo que es muy malo para el sistema.
Con relación a las medidas que se están instrumentando para resolver esta situación, indicó que “se está trabajando muy fuerte para mejorar la oferta y poder restablecer la cadena. Estamos centralizando compras y de esa manera reducir los costos para incrementar la provisión de insumos en los hospitales. “Lo único que no dejaron de pagar son salarios, por suerte”, reclamó Kreplak.

– ¿Cuál es el análisis del estado general de los hospitales bonaerenses?

– Riera: Hay un empobrecimiento de la sociedad en estos últimos cuatro años. Hay que tener en cuenta que aumentó el índice de pobreza y la falta de trabajo. En consecuencia algunas coberturas sociales que preveían el financiamiento de algunas prácticas que se hacían en el subsector privado, empezaron a demandarse al subsector público y esto genera una sobrecarga y los hospitales han sufrido algún impacto en su capacidad de dar respuesta. Nos encontramos con un panorama muy complejo en lo concerniente a la gestión de los hospitales de la provincia de Buenos Aires.

– ¿Cuál es el diagnóstico de la realidad del Hospital San José?

– Riera: De un primer análisis y de lo que hemos conversado con los directores surge que el principal déficit es de recursos humanos. Enfermería es un recurso crítico y esto muchas veces no es por falta de recurso formado, sino por problemas en la gestión para el ingreso de este personal al Hospital. Hubo una incapacidad de formalización de ese trabajador, de generarle un cargo y que esté rápidamente incorporado a la planta. Y esto trae consecuencias porque como sucede en muchos hospitales de la provincia de Buenos Aires hay camas de terapia intensiva no habilitadas porque no tenemos enfermeras. Falta la gestión para que se incorporen a la estructura hospitalaria.

– Kreplak: Hemos recibido un informe de los nuevos directores del Hospital que se han ocupado de relevar la demanda de los distintos servicios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *